Cueva del Castañar – Monumento Natural

Castañar de Ibor (Cáceres)

 

Contacto. Información

Situación

La Cueva se encuentra cerca del núcleo urbano de Castañar de Ibor (Cáceres) en la carretera que va del pueblo al camping y que pasa por el Centro de Interpretación de la cavidad.

Historia

Se descubrió el 1967, cuando Máximo Alonso, un pastor vecino del pueblo se fue a labrar el campo con su mula y se apercibió de que se hundían las patas del animal en la tierra. Era la entrada de la cueva. Los vapores que salían de su boca despertaron la inventiva popular, que achacó el fenómeno a la existencia de un supuesto “volcán”. Los estudios que realizó el entonces Instituto Geológico y Minero supusieron la confirmación de la existencia de una formación geológica de gran valor. Para su protección fue declarada Monumento Natural por la Junta de Extremadura en el año 1997.

En agosto de 2008  tuvo lugar un incidente que provocó un fuerte aporte de materia orgánica en su interior y que desencadenó un proceso de colonización por hongos, inicialmente localizada y posteriormente extendida por toda la zona visitada, lo que obligó a tomar medidas cautelares y a proceder al cierre de la cueva hasta que se controlara esta dispersión y colonización.

Geología / descripción

La cueva de Castañar se desarrolla dentro de las rocas carbonatadas del denominado “Grupo Ibor”,  depositadas en un medio marino hace aproximadamente unos 500 millones de años, al final del periodo Precámbrico, lo que la convierte en una de las cuevas excavadas en materiales más antiguos de la península. La cavidad se ha generado por disolución de determinadas rocas calcáreas magnésicas, llamadas dolomías CaMg (CO3)2 y magnesitas Mg (CO3), así como por los consiguientes colapsos o desplomes de las pizarras y areniscas situadas sobre la cueva, dispuestas en capas de pequeño espesor. La red de galerías laberínticas de la cueva, superior a los 1.000, sigue la misma orientación que la estructura geológica del área y algunas de ellas reproducen la forma “en cofre” de los pliegues precámbricos. El hecho de que la cueva se desarrolle sobre rocas carbonatadas muy ricas en magnesio hace que las aguas subterráneas sean también muy ricas en este material y en calcio y den lugar a una abundante ornamentación con formaciones de aragonito y calcita teñidas por óxidos de hierro y  manganeso que proporcionan un espectáculo de formas y colores en las salas Nevada, Blanca, Roja, de las Banderas, en el Jardín,  la Librería, los Corales, en los Lagos y demás  rincones de la cavidad.

Visita guiada

La cueva de Castañar es un ambiente de extrema fragilidad, por lo que solo está abierta al turismo en ciertas épocas del año y bajo un estricto régimen de visitas. Es necesario inscribirse en una lista según el procedimiento establecido por la Dirección General de Medio Ambiente. Se puede reservar on-line a través de la web arriba indicada o del teléfono del Centro de Interpretación, construido por la Consejería de Obras Públicas y Turismo de la Junta de Extremadura. En el Centro, además de conocer las características naturales de la comarca de Ibores-Villuercas, los visitantes pueden adentrarse, a través de los más avanzados sistemas multimedia, en el mundo de las cavidades subterráneas así como visitar una reproducción de la propia Cueva de Castañar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies