Cueva de Llamazares (o Cueva Coritos)

 

Situación

La cueva de Llamazares se encuentra en el pueblo del mismo nombre, municipio de Valdelugueros, a 57 km de la ciudad de León y en el  entorno natural y cultural de los Argüellos, comarca leonesa que une los valles que, de norte a sur, forman los ríos Bernesga Torio y Curueño en su busca de la meseta. Su boca se abre a 1.959m de altitud.

Historia

Esta cueva fue frecuentada desde tiempos inmemoriales por un gran número de animales. Fruto de ello son los numerosos restos que se han hallado en su interior.

Posteriormente, en el siglo XX, la cavidad fue explorada y estudiada con fines científicos, especialmente por miembros del Grupo Espeleológico de Matallana (GEM). Tras muchas vicisitudes la cueva fue reabierta al público en el año 2016 y se puede visitar en compañía de guías expertos.

Geologa / descripción

Las rocas en donde se halla la cueva pertenecen al Carbonífero, concretamente a la llamada Formación Barcaliente. Estas rocas se hallan intensamente fracturadas, como consecuencia de la existencia de un gran frente de cabalgamiento al sur de la zona en donde se halla Llamazares y la cueva. Esta circunstancia ha favorecido la formación de un espectacular karst.

La cueva presenta un recorrido en forma de U con dos galerias, una de las cuales, la oriental, de 700 metros de longitud, ha sido adecuada para la visita turística. Es la de mayor proporciones y presenta un trazado sencillo con varios sumideros y con cantidad y diversidad de espeleotemas. Por el contrario, la rama occidental es más pequeña, con pasos estrechos y ramificaciones laterales.   

Ocupación

En su interior se han encontrado numerosos huesos de animales de diferentes épocas. Destacan los restos de osos, gatos monteses, jabalís, caballos, grandes bóvidos, aves y pequeños mamíferos, así como marcas de mordiscos, huesos resquebrajados y otras huellas producidas en el proceso de alimentación de los carnívoros.

Biologia

En la entrada anidan topillos y colirrojos y en los sedimentos del fondo de los gours se puede observar las huellas de pequeños carnívoros. También se han documentado varias especies de troblobios, pequeños artrópodos adaptados a la obscuridad, así como algunos pocos murciélagos.

Visita

Las reservas se hacen únicamente por teléfono. Las visitas son guiadas y se inician en el Centro de interpretación de Llamazares, una bonita casa de piedra que en su día albergó la escuela del lugar sita en la calle Deogracias Suárez, 1.  Para llegar a la entrada de la cueva cabe ascender 1 km  por un sendero señalizado que discurre por las faldas del monte Coribos. En las épocas del año de mayor afluencia de público se programan visitas nocturnas y otras actividades combinadas con rutas senderistas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies