Geoparque de la comarca de Molina y del alto Tajo

El Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo recibió las credenciales como miembro de pleno derecho de la Red Europea (EGN-European Geoparks Network) y la Red Global de Geoparques (GGN-Global Geopark Network) en septiembre de 2014, durante la 6ª Conferencia Internacional de Geoparques, celebrada en Stonehammer Geopark (Canadá). El territorio del Geoparque se corresponde con el Señorío de Molina–Alto Tajo, una de las cuatro comarcas naturales que conforman la provincia de Guadalajara, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Abarca
total o parcialmente 70 términos municipales, siendo Molina de Aragón la localidad más importante en población.

El área del Geoparque abarca 4.186,9 km2 y está poblado por 10.370 habitantes, de los cuales un tercio viven en Molina de Aragón. La densidad de población es de tan sólo 2,0 habitantes por km2. Se trata, por tanto, de una zona muy extensa pero muy despoblada, considerada un desierto demográfico. Este territorio presenta una total continuidad geográfica y paisajística, y no existen elementos antrópicos de gran envergadura que fragmenten o dividan el territorio, y la naturalidad es una característica de este territorio. Es un espacio bien conservado donde hombre y naturaleza conviven en equilibrio. No existen grandes instalaciones de ganado intensivo, ni tampoco industrias de transformación o polígonos industriales de relevancia.

Se trata, por tanto de una comarca natural en la que pueden identificarse diversos sectores con características propias pero con una identidad común.

Patrimonio geològico

En general, la comarca del Molina y el Alto Tajo se caracteriza por presentar un rico patrimonio geológico así como una notable geodiversidad. Destaca la presencia de importantes series estratigráficas paleozoicas (Ordovícico y Silúrico) y mesozoicas (Triásico, Jurásico y Cretácico), la amplia variedad litológica, la existencia de diversos yacimientos mineralógicos y paleontológicos, diferentes ámbitos tectónicos y una gran diversidad geomorfológica que se traduce en la variedad de los paisajes presentes en el territorio. Por citar tan sólo algunos ejemplos, destacan la sección del Silúrico inferior, que constituye un referente bioestratigrafico mundial; la sección del límite Toarciense-Aaleniense de  uentelsaz, uno de los tres Global Boundary Stratotype Section and Point (GSSP) ubicados en España y aprobado por la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (IUGS); los árboles fósiles pérmicos de la Sierra de Aragoncillo; la
localidad-tipo del aragonito; la sección Pérmico-Triásico del Barranco de la Hoz; o los pliegues de Orea y Cuevas Labradas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies