Monumento natural mina la Jayona

El Monumento Natural Mina La Jayona es un espacio protegido enmarcado en una antigua mina de hierro de principios del siglo XX. Explotación minera abandonada, cuya recuperación ambiental ha generado un hábitat singular de gran interés geo-ecológico y de una belleza casi mágica que le ha valido el reconocimiento de Monumento Natural.

La mina estuvo activa hasta 1921, y llegaron a trabajar más de 400 personas. Pozos, socavones y galerías fueron dando forma a lo que hoy se presenta como un espectacular vaciado. La extracción se realizaba siguiendo la veta, sin un plan de explotación prefijado.

Sin parecerse a nada conocido, la Mina La Jayona reúne características de flora y fauna propias de los ecosistemas mediterráneos de Extremadura.

La vegetación actual de Sierra de La Jayona, es el resultado de la reciente historia minera, pero también agrícola y ganadera, por lo que gran parte de los encinares han sido destruidos, transformados en dehesas o roturados para el cultivo, cubriendo el olivar toda la umbría de la sierra.

Sin embargo, donde mayor espectacularidad y relevancia adquiere la vegetación es en el interior de la Mina, pues las especiales condiciones ambientales que reinan en ella, originan un ambiente más sombrío, más fresco y de mayor humedad que en el exterior, generando aquí un microclima propio.

En cuanto a la fauna, en la mina y su entorno están representados hasta seis biotopos diferentes. Son abundantes las aves de pequeño tamaño que anidan en las oquedades (vencejo, avión, golondrina, etc), pero también las de gran tamaño como el búho real. Los mamíferos, entre los que destaca la numerosa colonia de murciélagos cuyo hábitat está en las galerías más profundas. Y también hay una numerosa representación de reptiles en el exterior y anfibios en las zonas encharcadas.

A medida que se avanzaba en la extracción se dejaban columnas de roca a modo de refuerzo, para poder acceder a niveles más bajos en busca del mineral.  En  los restos de la mina se pueden encontrar mineralizaciones metálicas de todo tipo, planos de fallas con estrías, deformaciones estructurales de diferente origen y escala, milonitas asociadas, geodas, pequeños espeleotemas…

Transformada en un oasis natural, en este lugar, se hacen actividades de educación ambiental y conservación del patrimonio natural e histórico-minero, visitas, jornadas, talleres y todo lo necesario para poner en valor la riqueza de esta joya en el sur de la provincia de Badajoz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies