Salinas de Fuencaliente

 

Desde 1967, al sur de La Palma (Reserva Mundial de la Biosfera), en un espacio donde el blanco y el negro se funden para dar vida, un lugar creado por la magia de la naturaleza y el esfuerzo de la labor humana, se ubican las Salinas de Fuencaliente.

El barro se funde con la piedra para sujetar las cristalinas aguas del océano Atlántico, de las cuales surgen pequeñas gotas densas de sal. Así se conforman laberintos de piedras,donde se ubican, entre los cristalizadores, pequeñas montañas de sal.

De abuelos a nietos se continúa con la labor artesanal de extracción de sal marina, manteniendo la original marca comercial Sal Marina TENEGUÍA, en homenaje a l última erupción acontecida en la Isla. El volcán Teneguía salpicó esta historia con sus cenizas, dejando paralizada durante un año la construcción salinera, aunque sin destruir el viejo y ansiado sueño de sus iniciadores.

El complejo salineroconstituye un punto de referencia dentro de las visitas naturales  y paisajísticas de la Isla. La sal brilla durante el día, no sólo por el sol constante y el calor de la tierra joven, sino también después del ocaso, cuando despiertan los faros que iluminan el sur de La Palma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies